ISO 9001=UNA NECESIDAD COMPETITIVA DEL PRESENTE


Actualmente se desarrola un proceso de globalización  y las organizaciones se enfrentan a nuevos competidores, lo que las obliga a alcanzar mayores niveles de calidad para sobrevivir en el mercado tanto nacional como internacional.

Dentro de este marco, la familia de normas ISO 9000 es una herramienta para lograr la competitividad.
A escala mundial se presenta como una de las principales opciones que se están utilizando, puesto que garantizan la existencia de un sistema de calidad capaz de cumplir con los requisitos de los estándares exigidos por el mercado.

A su vez, es importante destacar: que el hecho de lograr la certificación bajo las normas ISO 9000 es un “pasaporte” para penetrar en mercados extranjeros. Ya que siendo una norma contractual garantiza la calidad del producto adquirido, por lo cual obtener una certificación ISO aumenta las posibilidades de la organización de entrar a otros mercados.

La Gestión de calidad ORGANIZA E IDENTIFICA los procesos que ayudarían a una eficiencia optima, con la reducción de costos, personal eficiente y calificado, si se aplica la norma ISO 9001:2008 todos los aspectos antes mencionados esta implícitos.

Pero es muy importante a la hora de convertir esa Certificación en una HERRAMIENTA DE COMPETITIVIDAD NACIONAL O INTERNACIONAL que como se grafica en la  figura del artículo “Curso de Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001″, el SGC actúa de soporte para el crecimiento de la organización hacia la Calidad Total, si ese soporte se considera como un simple papel, es decir se busca sólo el reconocimiento a través de un certificado, esa rueda se caería y no continuaría avanzando, por esto, debemos tener bien claro cuales son los pasos a seguir para evitar el fracaso al implantar un SGC y cuáles son los puntos críticos o claves a tener en cuenta en el proceso.

PUNTOS CLAVE PARA EL ÉXITO EN UNA IMPLANTACIÓN:

SENSIBILIZACIÓN DE TODO EL PERSONAL : cuando se emprende un proceso de certificación según la norma ISO por parte de la Alta Dirección de una organización, muchas veces se cae en este error: no tener en cuenta el “EFECTO PARADIGMA”, es decir la “lógica general dominante” que prima en la organización en la cual queremos introducir la política de calidad, siempre se debe ser consciente de esta resistencia al cambio, sobre todo en organizaciones públicas o privadas de muchos años de trayectoria, el Sistema de Calidad propone a sus miembros nuevos enfoques y procedimientos para realizar en el trabajo cotidiano; por esto es FUNDAMENTAL LA SENSIBILIZACIÓN DE TODO EL PERSONAL de la organización, para atenuar el impacto negativo que puede producir este “efecto paradigma”.

Este punto es clave para el ÉXITO DE LA IMPLANTACIÓN, ya que en él se deben incluir paulatinamente el POR QUÉ?, PARA QUÉ?, CÓMO? Y HACIA DONDE SE QUIERE DIRIGIR LA ORGANIZACIÓN EN MATERIA DE CALIDAD.

Para lograr este punto que es el inicio de una implantación se debe realizar:

1.       Planificar y coordinar reuniones informativas con todo el personal dependiendo del número de trabajadores en plantilla.

2.       Impartir un curso de introducción a las Normas ISO 9000, para que las personas comiencen a familiarizarse con el proceso, evitar que sea algo impuesto verticalmente, ya que será mucho más dura la resistencia del Cliente Interno.

3.       Utilizar herramientas como la FODA para detectar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas con las que se enfrenta la organización para poder medir el impacto y el control del mismo.

4.       Transmitir claramente los objetivos que se persiguen y el cómo se van a ir desarrollando.

Para que un Sistema de Gestión de Calidad sea un éxito además de estar basado en los procesos debe poseer un claro y comprometido enfoque de Cliente a Cliente, es decir, tener en cuenta las necesidades de los clientes externos sin descuidar las de nuestros clientes internos, que son la clave para la buena ejecución de los procesos de nuestra organización.

Las personas para estar comprometidas con un Sistema de Gestión de Calidad necesitan comprender su importancia y el benefic io que gene ra rá a su tarea personal.

Más adelante iré ampliando estos PUNTOS CLAVES que a continuación detallo:

CREAR GRUPOS DE TRABAJO EN SISTEMA DE RED : es vital para el éxito de la implantación crear bien los grupos de trabajo, el Grupo Coordinador de Calidad, definir claramente y estratégicamente sus integrantes. Elaborar un buen sistema de red para promover la buena comunicación interna.

DEFINIR CLARAMENTE LOS PROCESOS : los procesos dentro de una organización se definen como:

Þ     ESTRATÉGICOS

Þ     CLAVE

Þ     SOPORTE

Tener claro cuales son nuestros procesos y definirlos correctamente es otro de los puntos clave a tener en cuenta en la implantación, de los cuales dependerá el éxito o fracaso de la misión.

Si necesitas más aclaraciones, quieres hacer algún aporte o transmitirnos tu problema concreto, déjanos tu comentario y personalmente te estaré respondiendo de 24 a 48hs.

Gracias

Cynthia Bassi

About these ads
Esta entrada fue publicada en Gestión de Calidad ISO 9001:2008. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s